Solo Noticias

Un tipo de LSD “adulterado”, y de procedencia china, va ganando terreno entre los estudiantes cochabambinos.

Los bajos precios de este tipo de droga son la causa del fácil acceso que tienen los colegiales a esta sustancia.El también llamado “ácido” o “tripi” normalmente tiene un precio que va desde 200 bolivianos hasta 300, dependiendo del tamaño de la lámina.

El mismo tiene apariencia de cartón de colores e incluso con dibujos.

El LSD es una sustancia psicodélica semisintética que produce alucinaciones, percepción distorsionada del tiempo y disolución del ego, entre muchos otros efectos, además de ser adictiva.

Según la bioquímica Mónica Dick, de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), actualmente circula en el mercado un tipo de LSD de procedencia china y adulterado.

El precio de este último oscila entre 30 y 50 bolivianos por lámina.

Los efectos principales de esta droga son las alucinaciones. Y la motivación de los colegiales para consumirla es la exploración, además de la influencia de otros consumidores en sus mismas unidades educativas.

Así como sucede con otras drogas, como la marihuana y la cocaína, que también son habituales en muchos colegios, el consumo de LSD no solo expone a los estudiantes a la adicción, sino que también los pone en riesgo de adentrarse en este negocio, como microtraficantes.

El teniente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Luis Escobar, explicó que muchos proveedores de este tipo de sustancias están interceptando a los estudiantes en las afueras de sus unidades educativas y ganándose su amistad.

Una vez en confianza, los distribuidores proceden a “invitar” las drogas a los jóvenes. Después se las venden y, cuando ya no tienen dinero, se las otorgan a cambio de que los colegiales comercialicen las sustancias entre sus otros compañeros.

La investigación de este modus operandi y de los respectivos precios se dió a raíz de que ocho estudiantes de secundaria de la zona sur de la ciudad se intoxicaran tras haber ingerido, presuntamente, LSD.

Los mismos fueron hallados convulsionando y con alucinaciones, el 29 de agosto.

Según el director Departamental de la FELCN, Gonzalo Velasco, aun no han secuestrado LSD en ninguno de los operativos que realizan en los colegios de la ciudad. Sin embargo, el primer caso de intoxicación los mantiene alertas.

DESINFORMACIÓN

Paola L., madre de familia de la zona norte de la ciudad, relata que no tenía conocimiento de la existencia del LSD, ni de sus efectos.

“Noté un comportamiento raro en mi hijo menor (de 15 años). Cuando lo llevé al psicólogo sugirió hacerle una prueba y saber si se drogaba. Salió positivo”, relata.

Cuando procedió a cuestionar a su hijo, descubrió que el “ácido” estaba pegado en uno de sus cuadernos aparentando ser stickers.

Por verguenza, decidió cambiar de colegio a su hijo y empezar un tratamiento médico.

PREVENCIÓN

La FELCN realiza un plan anual de prevención contra el consumo de drogas dirigida a estudiantes de secundaria de todo el país.

En nuestro departamento, dicha campaña se denomina “Por una Cochabamba libre de drogas”, y según Gonzalo Velasco hasta la fecha 4 mil estudiantes han sido partícipes de las charlas de prevención este año.

Sin embargo, enfatiza en que los directores de algunas unidades educativas rechazan la solicitud de las visitas bajo los argumentos  de que no tienen tiempo, y que cualquier intervención provoca un atraso en el avance de sus materias.

Velasco afirma que, entre los casos que han sido atendidos por su unidad, la mayoría de los jóvenes reportados tenían edades entre 14 y 18 años.

Aunque, por otro lado, el representante del Defensor del Pueblo en Cochabamba, Nelson Cox, dijo que en la gestión 2018 identificaron varios casos de consumo y suministro de drogas en escuelas primarias.

Velasco agregó que las zonas donde se reportan casos de colegiales consumiendo drogas, hoy en día, son variadas, y que incluso en las provincias se han atendido numerosas situaciones.

FAMILIA Velasco afirmó que la atención y cuidado de los hijos para transmitirles valores es lo más importante dentro de los hogares, para prevenir el consumo de drogas.

Escobar, de la FELCC, recomendó a los padres de familia que si tienen sospechas procedan con la revisión de las pertenencias de sus hijos.

Especialmente en el caso del LSD, que suele confundirse con cualquier papel o pedazo de cartón.

“Controlar las cantidades de dinero que se les da para el recreo también es muy importante y preguntar en qué lo gastan”, subraya.

Datos:

LSD

El componente químico del LSD es la dietilamida de ácido lisérgico o lisérgida.

Recibe otros nombres comunes como “ácido”, “tripi”, “sello”, “ajo” y “micropunto.

Laboratorios

Existen pruebas de laboratorio específicas, y disponibles en Cochabamba, para determinar si las personas consumen sustancias controladas.

Entre las pruebas, hay una especial para detectar la presencia de los componentes del LSD en el organismo.

Comportamiento típico

El comportamiento típico de un consumidor habitual de susatancias controladas es de tipo aislado, poca afectividad y con falta de comunicación.

Drogas en colegios

Las drogas más comunes en los colegios son marihuana y cocaína.

Actualmente, el LSD se introdujo gracias a los “precios atractivos” que tendría el mismo, en su presentación “adulterada”, de procedencia china.

Precios

Los precios “accesibles” de las drogas facilitan el acceso de los menores a las mismas.

Por ejemplo, un sobre pequeño de marihuana cuesta 15 bolivianos. Una dosis de cocaína, que equivale aproximadamente a un gramo, cuesta 20 bolivianos. Una lámina de LSD “chino” cuesta entre 30 y 50 bolivianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here