Solo Noticias

Luego de que el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que cada boliviano tiene 4.000 dólares “en su bolsillo”, expertos afirmaron que por las deudas externas e internas  el producto interno bruto (PIB) per cápita es de 1.000 dólares, mientras que otros dijeron que la cifra es un indicador no tangible que se lo usa con fines políticos.

El lunes, en el programa Uno Decide, de la  Red Uno, el candidato a la vicepresidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS) generó polémica y reacciones en las redes sociales  respecto a lo que dijo del PIB per cápita.

“Estoy rodeado de personas que no conocen nada de la economía boliviana. La economía boliviana la resumimos midiendo los 9.000 millones de dólares, en 2005; hoy mide 42.000 millones de dólares. Cada boliviano tenía en promedio, en 2005, 1.000 dólares en el bolsillo. Hoy tiene 4.000 dólares en el bolsillo, en promedio”, dijo en el debate con los candidatos de Bolivia Dice No y Comunidad Ciudadana.

Al respecto, el analista Gonzalo Chávez indicó que para obtener la cifra de los 4.000 dólares, el Vicepresidente dividió el PIB de Bolivia, que en 2018 sumó en total 40.000 millones de dólares, por la cantidad de habitantes que tiene  el país.

“A esos 4.000 dólares, que es un stock, hay que restarle el compromiso que se tienen con las deudas externas, que suman alrededor de 10.000 millones de dólares. Lo que resulta que el PIB per cápita ya son 3.000 dólares. Pero a eso también hay que quitarle la deuda interna, por lo tanto ya no nos quedamos con los 3.000, sino ese monto se reduce a 1.000 dólares. Lo que significa que es igual al registrado durante los gobiernos neoliberales”, comparó Chávez en RTP.

El investigador de la Fundación Jubileo  René Martínez  sostuvo que García Linera no puede manifestar que los 4.000 dólares están “en el bolsillo” de la gente, debido a que el PIB per cápita es un indicador para fines comparativos, por lo tanto, eso no significa que ese monto de dinero pueda estar a libre disposición de los ciudadanos.

Explicó que cuando se habla del PIB de un país, se hace referencia al flujo anual de lo que produce una economía mediante los bienes y servicios, por lo que ese dinero no es tangible.

“Hay un error conceptual porque se confunde el flujo anual, que es el resultado de lo que se produce, y lo otro es que el PIB se descompone, entre ellos para capital, impuestos y otros. El tema de los 4.000 dólares fue una afirmación política y al manifestar que está en el bolsillo de las personas fue una mala apreciación”, afirmó el investigador.

Martínez agregó que si bien el PIB per cápita mejoró como indicador, fue producto de la bonanza de los recursos naturales, que es lo que impulsó los niveles de crecimiento, como el boom de los hidrocarburos, que dinamizó a los demás sectores que componen la economía boliviana.

Sobre el mismo tema, la presidenta de la Federación de Empresarios Privados de Chuquisaca, María Teresa Dalenz, afirmó que de ninguna manera cada boliviano tiene 4.00 dólares, ya que eso sólo es un promedio, al tomar en cuenta que la pobreza en el país registra el 29%, según ANF.

Como es de suponer, el efecto de las declaraciones en las redes sociales no se hizo esperar, ya que originó una gran cantidad de comentarios de los cibernautas que preguntaban “¿dónde puedo recoger mis 4.000 dólares?”.

Otros se burlaron de las declaraciones del Vicepresidente y las convirtieron en memes, que relacionaron con la campaña publicitaria del Gobierno “nunca le digas a un boliviano…”. Por ejemplo, compartieron en las redes la frase: “Nunca le digas a un boliviano que tienen 4.000 dólares en el bolsillo, porque te demostrará todo lo contrario”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here